Divorciados con hijos pierden el derecho a la vivienda familiar al vivir con su nueva pareja

El Supremo prohíbe el uso de la vivienda familiar si entra una nueva pareja a vivir

Los divorciados con hijos pierden el derecho a la vivienda familiar si vive con ellos su nueva pareja.
Así lo ha declarado recientemente el Tribunal Supremo, estableciendo una Sentencia pionera, en una cuestión objeto de conflicto.
El Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo ha dictaminado que la convivencia estable con una nueva pareja extingue el derecho al uso de la vivienda familiar tras el divorcio, «la entrada de un tercero» en la vivienda hace desaparecer el «carácter familiar» del inmueble y, por ende, el derecho de uso de la misma.